Nota de opinión: Ni una Menos

Nota de opinión

 Ni Una Menos

 Por Valeria Arata (Diputada Provincial por el Frente Renovador)

Hace casi 3 meses, nos convocábamos masivamente a marchar bajo la consigna “Ni Una Menos” con el fin de concientizar a la sociedad e incentivar a la dirigencia política a poner en agenda el flagelo que significan los femicidios.

Millones de argentinos manifestamos la necesidad de no perder una vida más en manos de la violencia e intolerancia ejercida desde el poder físico y psicológico de un hombre hacia una mujer.

Lamentablemente, un nuevo caso nos tocó de cerca a los vecinos de Junín, y más aún a quienes nos une una relación de amistad con la familia de Liliana. Familia que no encuentra explicación ni consuelo al arrebato que sufrió en manos de éste hombre que, como si fuera Dios o, mejor dicho el Diablo, tomó impredeciblemente lo más preciado para ellos.

Más allá de las acciones que se generan y que todavía deben generarse desde el Estado para garantizar la protección de las víctimas y potenciales víctimas de violencia de género, y la legislación que debe seguir avanzando en este sentido, es necesario que todos reflexionemos sobre el nivel de violencia, de intolerancia y de dominación sobre las acciones y los pensamientos de otros, que se ha convertido en una constante de nuestra sociedad.

No es posible que naturalicemos estas noticias, debemos hacer construir una comunidad más comprensiva y menos exitista, que respete las disidencias, y asuma los fracasos.

Me siento inmensamente conmovida y sensibilizada por cada uno de los casos de femicidio, y como seguramente muchos de ustedes no encuentro explicación a estos hechos aberrantes. Y solo queda esperar que el accionar de la justicia calme un poco el dolor de los familiares.

Pero como mujer y madre espero vivir en un país más sensible, que valore la vida y las libertades individuales por sobre las diferencias. Esta es una tarea que debemos empezar ya, sin importar quién nos gobierna hoy, ni quien va a hacerlo a partir de diciembre, tenemos un desafío y es el de proteger a nuestras familias, aportando lo mejor de nosotros en construir una sociedad con menos violencia y más tolerancia.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *