POSTAL DE NUESTRA LAGUNA

La fiesta pasó y dejó sus huellas, no sólo en los comerciantes que vieron como en pleno centro los bragadenses compraban juguetes, remeras, medias, y hasta bombachas y…no de campo precisamente. En la puerta de sus negocios, así como si fuera equitativo.

La ciudad también luce, sucia, más que otros fines de semana, y es a causa de la realización de la fiesta en espacios públicos.

La laguna pareciera ser tierra de nadie hoy lunes…¿es la comisión quien debe pagar para su limpieza? o ¿es el municipio quien se encarga de todo?

Quien sea..no se hizo aún, y así lució esta tarde el paseo natural de los bragadenses.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *