EL PARQUE DE LA MEMORIA DE BRAGADO

Por María Corina Delettieres

Entre los años 1999/2003 tuve el honor de ser concejala del Partido de Bragado, la representación más importante como militante política que me tocó ejercer.

MUchos proyectos de ordenanza, a lo largo de esos años pude presentar y tuve la enorme satisfacción de ver muchos de ellos concretarse en el tiempo. Algunos en esos años, otros, cuando el intendente Aldo San Pedro ejerció su mandato, fiel a sus convicciones y empeñado en que todas las ordenanzas se concretaran…porque son ni más ni menos que leyes locales que hay que plasmar en la ciudad y hacerlas cumplir, depende el caso.Esa tarea que pertenece al ejecutivo, no siempre se ve cumplida, pero en esos años sí.

Hacer cumplir las ordenanzas es tarea del estado, y de eso debe ocuparse.

Hace unos días miraba que en el Parque de la Memoria, así se llama por Ordenanza (tuve la suerte de ser autora de la misma junto a Hugo Laccana), se están haciendo reacondicionamientos. Está muy bien, así debe ser.

Debo recordar, sin embargo, que la ordenanza que da creación a ese Parque, deriva de una Ley provincial que habla de los Parques de la Memoria, donde se planten ROBLES por cada desaparecido de esa ciudad.

Debo compartir con ustedes que cuando se aprobó aquí, el estado municipal de aquel entonces tardó en determinar el predio que habíamos designado, y cuando plantó árboles lo hizo con álamos, y no con robles.

Mucho tiempo después, Aldo San Pedro dio forma a ese lugar, mandó a construir el memorial, el pórtico, a iluminar y dar forma al Parque y también decidió la replantación de ROBLES en ese sitio. Uno por cada desaparecido.

La determinación de que sean ROBLES y no otra especie, está también explicada en la Ley provincial de crecaión de Parques de la Memoria, y habla justamente de la FORTALEZA y NOBLEZA de esta especie, y por ello ha sido la elegida.

Mal hablaría de nosotros, que por “cuestiones económicas” (como se argumentó en alguna época), se plantaran otros árboles en ese lugar….La MEMORIA no debiera medirse en “cuestiones económicas” es por eso que decidí acercar mi opinión al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.