RECETAS PARA HACER DE SU HOGAR..UN DULCE HOGAR

Inspirados en todo tipo de cocinas, con ingredientes innovadores y aromas tentadores, los postres se han convertido en un plato infaltable de la mesa colombiana, y es el final perfecto de un almuerzo familiar o cena de trabajo.

No cabe duda que la repostería cada vez toma más adeptos, por ello se ha querido hacer llegar su más reciente creación: Postres paso a paso, obra con más de 200 recetas que incluye los mejores y más tradicionales dulces del mundo, así como información útil, instrucciones, técnicas, utensilios e ingredientes necesarios para la elaboración de estas recetas, en casa y sin ser un experto.

Sus tres apartados –calientes, fríos y helados– reúnen todos los postres cotidianos explicados paso a paso y creativas variaciones.

Porque el libro incluye, además, divertidos recuadros con ideas para decorar, rociar, fundir, marmolar, adornar con manga, rizar, ensartar, moldear o espolvorear, para que los acabados sean de todo un profesional. Contiene ideas para realizar bordes y acabados decorativos, pinchos y brochetas, espolvoreados y decoraciones, veteados, capas sencillas y dobles, cestas y conos, entre otros.

¿Cuáles recetas?

Crocantes, de pastelería, horneados y mezclas, pasteles y tortas, pudines, fruta cocida, trifles y vasitos, pudines, tartaletas, helados, sorbetes, entre otras preparaciones que van desde las clásicas como brownies, arroz con leche, tarta de naranja, tiramisú, hasta las recetas más vanguardistas como crostata de ricota, macaroons de chocolate y frambuesa, minibundts veteados, entre tantos otros.

 

Azúcar y nutrición van de la mano.

No le tema: el azúcar es un carbohidrato y debe consumirse como tal.

“El problema es que tiene un consumo abusivo, no solo directamente sino también a través de otros alimentos que lo incorporan, como salsas, vinagretas, mermeladas, jugos industriales, bebidas carbonatadas, etc.”, afirma Diana Hernández, nutricionista dietista de la Universidad Javeriana.

Por esta razón, se aconseja cerciorarse de que la cantidad de calorías consumidas a través del azúcar se van a eliminar, de lo contrario, se acumulará en el tejido graso.

En este sentido, la nutricionista explica que las personas “hacen adiciones innecesarias de azúcar, por ejemplo, en el café y se pierde el control de la ingesta a lo largo del día. Hay que tener en cuenta que cada gramo de azúcar son cuatro kilocalorías”.

Una vida saludable incluye actividad física diaria que permite el gasto energético. De esta manera, se evitan enfermedades como la obesidad y el llamado síndrome metabólico, que conlleva diabetes e hipertensión.

‘Macaroons’ de café y avellana

1 Precaliente el horno a 180 °C. Cubra dos bandejas de horno con el papel de oblea. En un recipiente bata las claras a punto de nieve. Añada el azúcar, cucharada a cucharada, y bátalo hasta que quede consistente y ligado.

2 Incorpore poco a poco las avellanas y la harina de arroz al resto. Luego añada la mezcla hecha con el café; agite hasta que quede bien ligado. Tápelo y métalo en la nevera por 30 minutos.

3 Con dos cucharas calientes coja trozos de masa y confeccione 24 círculos. Póngalos espaciados en las bandejas. Limpie las cucharas luego de formar cada uno de los círculos.

4 Hornee los macaroons en la bandeja superior del horno 12-15 minutos, hasta que estén ligeramente dorados. Póngalos sobre una rejilla y déjelos enfriar por 5 minutos.

 

Fuente: EL TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *