OBRA CONCLUÍDA: UN LENTO CAMINO HACIA EL OCASO…

Vicente Gatica es intendente de la ciudad de Bragado hace 3 años y medio y se lo conoce a nivel nacional desde la misma semana en la que asumió, convirtiéndose rápidamente el intendente de CAMBIEMOS que concentra el nepotismo en su gestión.

Nombrando a su hija, a su yerno, a sus sobrinos y a su esposa (era la Directora de Cultura , y la bajaron por pedido de sus socios de la UCR ante el escándalo mediático), Vicente camina en la cuarta sección electoral como uno de los jefes comunales con menos posibilidades de reelección.

En una gestión que no hizo pie en fuertes políticas, que desatendió el sector social, y que se encargó de destruir y abandonar cada una de las obras comenzadas por el anterior intendente, hoy Vicente, afrontará un escenario electoral en el que `pretende reelegir en la comuna y pondrá como cabeza de lista a su hija Natalia.

Luego de golpear todas y cada una de las puertas políticas de propios y extraños para lograr una banca a nivel provincial o nacional, que lo salvaguarde de enfrentar una contienda complicada, Gatica, debe quedarse en su territorio y enfrentar la decisión popular en las urnas.

Con chisporroteos en la alianza CAMBIEMOS, el escenario no es el mejor.

Hoy, el alcalde de Bragado no tiene buena relación con : el diputado Torrello, con el sector radical que lidera Celina Sburlatti, con el ex intendente y ex presidente del comité radical Orlando Costa, con el sector rural, y con algunos componentes de su propio gobierno.

En esta realidad, hoy, procedió a la quita del techo de una obra que ya es emblema del gobierno anterior, y que frente a las críticas de la sociedad (gastó $560.000.- en sacarlo), su decisión de desmantelarlo primó una vez más.

Sus concejales desaparecieron de la escena hace unas semanas, al conocerse finalmente la decisión de quitar la estructura. Se dice que muchos, no coincidían ni con la forma, ni con el momento…y otros ni siquiera estaban de acuerdo en sacar el techo de una obra en proceso.

Una frase de mal gusto utilizó el intendente para definir la obra del Anfiteatro, y justificar desmantelarla : “ES UN MAMARRACHO VISUAL” (habría expresado Gatica).

Hace un par de años, ante el abandono de la proyectada Neonatología y Pediatría, junto a la entonces ministra de salud de la provincia, Gatica dijo “ES UN GALPÓN”… y hasta hoy sigue cerrada y sin continuarse.

Las sombras del ocaso llegan para todos, y está en las actitudes y acciones cotidianas, recibir una buena cosecha…si es que hubo siembra alguna vez.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *