Día por la Memoria, la Verdad y la Justicia: Reflexión del concejal, contador Oscar Peracca

Reflexión del concejal Cdor. Oscar Peracca sobre el 24 de Marzo día Nacional de la Memoria por la verdad y la Justicia

KODAK Digital Still Camera

Como joven militante, puedo decir que, gracias a este gobierno, además de luchar por la independencia económica, la soberanía política, la justicia social y la integración latinoamericana, el peronismo ha agregado Memoria, Verdad y Justicia como una de sus banderas

A 39 años del golpe militar conmemoramos la página más cruel de nuestra historia.

El Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia es una conmemoración que potencia nuestra responsabilidad y compromiso en la defensa de nuestros derechos y de mantener el sistema democrático.
La memoria sana, positiva y trascendente se funda necesariamente en la Verdad, y se fortalece con la Justicia. Sobre todo si la construimos para que sea valedera y constitutiva de toda nuestra sociedad. Es nuestra identidad la que hace que nos reconozcamos a nosotros mismos como integrando una Patria con nuestra cultura, nuestra historia, nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestras esperanzas y alegrías, con nuestras frustraciones y dolores. Como parte de esta tierra, y que nos hace sentir lo que somos, con un pasado común, con nuestra memoria. Con un sentimiento integrador y el respeto de nuestra diversidad.
La Verdad -por dolorosa que sea- nos da paz y hace a nuestra memoria. La Verdad no esconde, ni pretende borrar nuestros hechos, ni que olvidemos.

Este recordatorio del 24 de marzo se levanta para no olvidar ese momento negro de la última dictadura militar. Para no olvidar a sus víctimas, a quienes identificamos como nuestros compatriotas. Fueron desaparecidos por esa dictadura cívico-militar de pensamiento hegemónico y único. Esa dictadura que quiso borrar la diversidad ideológica, de opiniones, y desde el vientre de sus madres intentaban quitar a los niños por nacer la identidad. Para que no sintieran ni pensaran como sus padres, sino como sus enemigos. Hacer desaparecer la Verdad, la Identidad, la Memoria y la Justicia y, autoritariamente, implantar la propia Verdad de ese grupo, por la fuerza del poder militar, económico y mediático.

Desarticularon todas las instituciones de la República, los partidos políticos y toda la actividad política, fueron prohibidos. Se sometió a los medios de prensa a una explícita censura; e instalaron un proyecto económico que acabó con las industrias y endeudó al país en cifras inimaginables,  cierre del Congreso, reemplazo de la Corte Suprema de Justicia, supresión de la actividad sindical y debacle económica y social.

El régimen militar impulsó las bases de un nuevo modelo económico: el neoliberalismo, con la idea de que el Estado debía intervenir lo menos posible en el mercado. De esta forma, se configuró un país regresivo en lo económico y socialmente injusto. La apertura de la economía significó la destrucción de la industria nacional. En 1979, el sistema financiero se volvió incontrolable para el gobierno, los precios minoristas subieron un 139 por ciento y el consumo cayó abruptamente. Otro número que refleja la fuerte caída de la economía del país es que en los siete años de la dictadura se quintuplicó la deuda externa argentina. De 9.738 millones de pesos en 1976, ascendió a 45.069 millones de pesos en 1983.

KODAK Digital Still Camera

A partir del 2003 con la fuerte decisión política de este gobierno, se derogaron las leyes de punto final y obediencia debida para que cada uno de los responsables de estos crímenes fuera puesto a disposición de la justicia y sus víctimas pudieran descansar en paz.

Por todo esto nuestro compromiso, es construir la memoria colectiva a partir de un consenso compartido por quienes se identifican con la Argentina como comunidad política democrática basada en la inclusión y el respeto por todos y cada uno de los derechos humanos.

Debemos mantener en forma inclaudicable un fuerte compromiso para vivir en forma permanente en una Patria libre, justa y soberana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.