La crisis, también afecta a las escribanías

La crisis, también afecta a las escribanías

– Una charla con el escribano Diego Corral que brinda un detalle de la caída en la profesión

Los escribanos… Unas pocas pinceladas bastan para graficar la situación actual de quienes ejercen esta profesión. Hay, en la actualidad, una fuerte concentración de profesionales en las instituciones bancarias -preferentemente, las que financian las operaciones inmobiliarias-. También se aprecia -y no es secreto entre los escribanos- que las responsabilidades se expanden, aunque no al ritmo de la retribución monetaria.

En la Argentina, hoy trabajan 8000 profesionales, entre titulares y adscriptos de registros notariales. La mitad de ellos concentrados en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

La crisis también atacó a este sector y basta con conocer las apreciaciones de uno de los escribanos de nuestra ciudad, Diego Corral, quien tiene el estudio junto a su mamá en calle Suárez entre Belgrano y Del Busto.

“EN NUESTRO SECTOR LA CRISIS REPERCUTE”

Diego Corral, dijo que la crisis por la que atraviesa el país, en nuestro sector repercute de manera muy fuerte.

“Si nos fijamos en los números, el volumen de trabajo que viene teniendo el notariado, tanto en la Provincia como en Capital Federal y en la Nación en general ha disminuidos la cantidad de escrituras y de manera especial las que tienen que ver con la compra-venta de inmuebles y ocurre esto por distintos factores pero muy especial por el factor económico.

KODAK Digital Still Camera

“Es mucha la gente que por ahí no tiene el dinero suficiente como para encarar la compra de un inmueble y para esto se necesita de un crédito hipotecario y que al día de hoy no es fácil acceder”.

Agregó que a todos los problemas que hay se suma la inflación que hace que cuando una persona tiene un dinero ahorrado para la compra de un inmueble, el vendedor en muy pocos días modifica el precio del inmueble y para el comprador se le hace difícil realizar la operación.

LA SITUACION DEL DÓLAR

Indicó que otra de las complicaciones es la situación del dólar, hoy tenemos dólares diferentes, aunque hay un dólar oficial, pero muchas veces las partes les cuesta ponerse de acuerdo sobre que dólares se hará la operación, aunque en nuestra localidad las tasaciones de los inmuebles no se hacen en dólares, pero la gente piensa en dólar…”.

UNA LUZ DE ESPERANZA

Diego Corral, no pierde la esperanza de que la situación mejore, no solo para el sector en donde él se desempeña, sino para todos los sectores de la sociedad, “para que la gente pueda acceder a su propia vivienda, para el mejoramiento de las inmobiliarias, de las escribanías. Soy una persona positiva pero esto no depende mucho de nosotros.

Dijo que además hay otra situación dando vueltas es la reforma del Código Civil que vamos a tener a partir del 2016 y también nos genera incertidumbre sobre algunos aspectos que nos obligará a interiorzarnos sobre algunos temas.

ESTADISTICAS

Más adelante, Diego Corral, explicó según las estadísticas elaboradas por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la cantidad de compraventas otorgadas durante el mes de agosto fue de 8.789, por un total de $ 2.908.176.612.

La variación negativa en la cantidad de operaciones con respecto a julio fue del 4,75% y en cuanto al monto, la disminución alcanzó el 13,73%.

“La conjunción de variables situacionales a nivel local e internacional ha llevado al sector a un descenso de más del 10% con respecto a 2009 y 2013”.

Expresó finalmente que “siguen las señales de una fuerte retracción, que nos permiten afirmar que estamos frente a la crisis más profunda del mercado inmobiliario en los últimos diez años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.