#NiUnaMenos

Nota de opinión

#NiUnaMenos

 Por Valeria Arata (Diputada Provincial por el Frente Renovador)

En una semana se realizará una de las marchas más significativas de los últimos tiempos, que nos convocará en repudio contra la violencia de género. Ese día, sin banderas políticas, deberíamos estar todos, hombres y mujeres, reclamando la erradicación de la violencia contra la mujer, y la efectiva implementación de la ley 26.485 de protección integral a las mujeres. Bajo la consigna #NiUnaMenos, se demandará una real defensa hacia las víctimas y potenciales víctimas de violencia de género.

Es importante que entendamos que este es un tema de altísima sensibilidad social. Estamos hablando de mujeres abusadas y vulneradas en sus derechos, de hijos abandonados, y de familias desintegradas por la violencia. Según la ONG La Casa del Encuentro, en el año 2014 fueron asesinadas 277 mujeres, cifra que equivale a una muerte cada 31 horas. Todas en total dejaron 330 hijos huérfanos de madre.

Diputada Valeria Arata

El femicidio no puede ser evaluado como un simple asesinato, tiene que ver con el deseo de ejercer una dominación sobre la mujer, donde generalmente la víctima conoce a su asesino. Por estas características, se debe enfocar desde un  nivel político, social y cultural. Muchas veces existe un componente cultural que intenta justificar la violencia a partir del comportamiento de la víctima. Y es importante que, como sociedad, concibamos que una mujer no es asesinada por infidelidad, pasión o celos, sino porque existe una persona violenta que está dispuesta a matarla.

El Estado es quien debe garantizar las herramientas necesarias para proteger a las potenciales víctimas, y prevenir de esta manera, el final fatal de las mismas.

Necesitamos tomar conciencia urgente, cada día que pasa perdemos tiempo valioso que podríamos utilizar en la búsqueda de la solución definitiva.

Estamos frente a una oportunidad única, debemos realizar una convocatoria amplia y plural, donde todos los sectores sociales y políticos trabajemos mancomunadamente por esta causa noble, porque más allá de la coyuntura electoral, este tipo de temas nos tiene que encontrar dialogando maduramente y sin mezquindades en pos de una mejor calidad de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.